Psicología VS Teoría del color




Temprano antes de escribir esta entrada, al levantarme por la mañana elegí un pantalón gris, manejé un trayecto por la ciudad obedeciendo al color verde del semáforo y a al rojo de la señal de ALTO.


Nuestras vidas y entornos están llenos de colores estando expuestos todo el tiempo y tomando desiciones alrededor de ellos.

Pero no todos son diseñadores que requieren decidir qué color es el adecuado para el proyecto de sus clientes.


En las escuelas de diseño nos enseñan las dos teorías, pero también aprendemos uno que otro mito.


No pretendo calificar una Teoría ni descalificar la otra, sino explicar brevemente cada una y delimitar sus territorios. Además al final compartir como utilizo estas dos posibilidades para beneficiar a mis clientes y sus proyectos.


Comencemos por definir la Psicología del color como un campo de estudio que está dirigido a analizar el efecto del color en la percepción y la conducta humana.


Inmediatamente la palabra que llama la atención es PERCEPCIÓN que a su ves es la forma en la que el cerebro interpreta las sensaciones que recibe a través de los sentidos para formar una impresión inconsciente o consciente de la realidad física de su entorno


Ahora "salta" la palabra INTERPRETAR, que claramente nos lleva al campo de lo INDIVIDUAL.


Desde el punto de vista estrictamente médico, la Psicología del color todavía es una ciencia "inmadura" en la corriente principal de la psicología contemporánea, teniendo en cuenta que muchas técnicas adscritas a este campo pueden categorizarse dentro del ámbito de la medicina alternativa.

En este contexto conviven "estudios" y mitos como:

  1. Que el color rojo está vinculado con el aumento de apetito, por eso muchas marcas de comida rápida lo usan en sus logotipos o incluso en el diseño de los espacios de sus locales.

  2. El color rojo despierta emociones intensas y desasosiego cuando estamos sometidos a su influencia durante un largo periodo de exposición, también de ahí que muchos diseños de locales de comida rápida usen este color, consiguiendo así que las personas no pasen más rato del necesario en el establecimiento y el flujo de clientes sea constante.

  3. El color rojo se asocia al sabor dulce en bebidas, de manera que cuando se presenta una bebida de color rojo con más intensidad es considerada más dulce que otra del mismo dulzor pero con menor intensidad de color. Este ejemplo se explica por el hecho de considerarse una asociación aprendida de la naturaleza: en las frutas, la madurez es frecuentemente asociada con una transición del verde al rojo y este cambio de color ocurre en paralelo con un aumento del contenido de azúcar de los frutos.

Estos últimos son solo un extracto de la inmensidad de información que cualquiera puede encontrar en la red sobre cualquier color.

Cabe mencionar que muchas de estas ideas cuentan con sus estudios que los avalan y otras aseveraciones jamás encontrarán el origen del mito.

Y no hay que dejar de lado que aunque existen algunos estudios, todos están basados en la INTERPRETACIÓN individual que al sumar dichas interpretaciones llevan a resultados que nunca podrán ser considerados generalidades y mucho menos científicos.

A pesar de esto es verdad que existen CÓDIGOS visuales de color que hemos asumido como señales que para todo el mundo significan lo mismo como el VERDE que significa SIGA, el ROJO que significa ALTO, el AMARILLO que significa PELIGRO y el NARANJA que significa PRECAUCIÓN.


Ahora bien, la Teoría del color es un grupo de reglas básicas en la mezcla de colores para lograr el efecto deseado combinando colores de luz o pigmento.


La palabra interesante es REGLA que significa principio que se impone o se adopta para dirigir la conducta o la correcta realización de una acción o el correcto desarrollo de una actividad.


Y aquí saltan varias palabras como IMPONE Y CORRECTA REALIZACIÓN que claramente nos indica que no podemos salirnos de dichas reglas si queremos obtener el resultado correcto. No el deseado, sino el correcto.


¿Y qué es lo que hace que esta teoría sea tan "rígida"?

Esta rigidez se debe a que la reacción de los colores al combinarse físicamente o digitalmente tienen siempre la misma reacción o resultado sin dejar espacio a la interpretación.


Si combino un pigmento rojo con uno azul, el resultado siempre será violeta oscuro y así cada combinación de pigmentos tendrá siempre su resultado.


De igual manera si la combinación es digitalmente, solo que en este ambiente los resultados serán distintos que en el de los pigmentos.



Pero ya sea en colores pigmento o en colores luz o digitales sus combinaciones siempre darán los mismos resultados.


Por lo tanto si queremos llevar a la práctica esta Teoría podemos decir que todo diseñador sin temor a equivocarse sabe que si requiere llamar la atención de lejos puede utilizar colores complementarios como el Morado+Amarillo, esto hará que el contraste sea muy bueno para el ojo porque son colores complementarios y ese es su efecto.


En lo personal busco utilizar la Teoría del color antes que la Psicología porque la siento más tangible y me ayuda construir proyectos mejor equilibrados entre lo funcional y lo estético.


En resumen, es verdad que la Psicología del color ha implantado varios conceptos que a lucha de repetición se han convertido en posibilidades de uso. Pero en definitiva la Teoría del color aporta más al ámbito gráfico.






Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

2020 © Edgar García | Diseño Gráfico Experto en Marca | freelance. Monterrey, N.L. México